Tengo miedo 

Si durante las fiestas de Sant Joan tu animal se pasa el día debajo de la cama, ladra cada vez que suena un  petardo, tiembla sin parar, no quiere salir a la calle ni al balcón, se orina en casa, come menos…

Son síntomas de miedo a los petardos. ¡Si puedes, no dejes que lo pase mal!

En la Vall de Salarsa no se oyen los fuegos artificiales, porque queda apartado de los núcleos urbanos en una zona de protección forestal.

Si no pueden salir de la ciudad, desde el Centro Veterinario Bitxos dan algunos consejos para ayudarle a superarlo.

“Aunque la solución no es sencilla, y depende del grado de miedo que tenga cada animal y del tiempo que lleve sufriéndolo, hay algunas cosas que podemos hacer para reducir el estrés de nuestra mascota:

–        Facilitar un refugio donde pueda esconderse: Si es un gato o un perro pequeño, puede dejarse un transportin sin puerta. Si es un perro grande, se puede poner una caja de cartón tumbada. Es conveniente poner dentro del refugio una manta que le guste, juguetes… y situarlo en una zona oscura de la casa.

–        Suplementar la comida de la tarde-noche con patatas cocidas o arroz blanco. Aunque normalmente no es aconsejable dar comida casera a nuestro animal, está demostrado que un incremento en los carbohidratos de la dieta puede ayudar a reducir el estrés.

–        Es muy importante no tratar de tranquilizar al animal mientras muestre la conducta de miedo. Hay que ignorarlo por completo, ya que si le decimos palabras suaves para que se relaje o le pedimos que se calle cuando ladre, entiende que esa actitud es positiva (ya que recibe atención) y la repetirá. Este punto es muy importante entenderlo ya que es diferente a como haríamos con personas. No hablarle, acariciarle o cogerle mientras muestre miedo.”